Historia

La Osteopatía fue estructurada a finales del siglo XIX, en los Estados Unidos por Andrew Taylor Still.

 

No es, pues, una ciencia nueva. Still, médico y cirujano, fue el primero en poner en evidencia las interrelaciones que existen, por una parte entre el sistema músculo-esquelético y los otros sistemas orgánicos, y por otro lado, entre la movilidad y la libertad de esos distintos sistemas y la salud del hombre.

 

Entre los años 1870 y 1874, Still hace sus primeras experiencias osteopáticas; después de haber curado a un niño con disentería, trata y cura a otros 17 pacientes más.

El 22 de Junio de 1874, decide crear una nueva medicina: la Osteopatía.Still emitió la hipótesis de que el inmenso tejido de sostenimiento del cuerpo llamado 'fascia' -que reúne todos los elementos del cuerpo humano (huesos, articulaciones, vísceras, glándulas, vasos, nervios)- pudiera ser el tejido más importante del cuerpo y ser el origen de numerosas patologías del hombre cuando restringe la circulación de los fluidos (sangre, linfa, líquido cefalorraquídeo) al ser los lugares de intercambios que permiten a las células recibir las sustancias que necesitan para vivir y cumplir con sus funciones.

 

Para difundir su enseñanza, Still fundó en 1892 la American School of Osteopathy en Kirksville, Missouri. Otros, como W.G. Sutherland, J. Littlejohn, H. Magoun, V. Frymann continuaron su obra y permitieron dar a la Osteopatía sus letras de nobleza, gracias a sus trabajos de investigación.

 

Definición

La Osteopatía es la ciencia y el arte de diagnosticar y de tratar las disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo humano, que provocan trastornos y perturban el estado de salud del organismo.

Lo que caracteriza al organismo humano es el movimiento y lo que caracteriza el estado de salud es el equilibrio en esos movimientos.

La medicina osteopática pretende restablecer los equilibrios perturbados en todos los niveles funcionales del cuerpo humano. Restaura las movilidades necesarias a la vida del hombre en buen estado de salud.

Se sitúa, pues, en el contexto de la prevención y de la conservación de la salud. Basada en la anatomía y la fisiología del cuerpo, la Osteopatía es a la vez un arte, una ciencia y una técnica. Es una terapia únicamente manual, opuesta en ese punto a la medicina alopática, pero totalmente complementaria e interactiva con aquella en la búsqueda de la salud del individuo.

A lo largo de los años ha demostrado su eficacia ampliamente.

Principios Fundamentales

A.T. Still hizo una síntesis de todas sus observaciones y de su experiencia práctica, lo que llevó a la definición de tres grandes principios en los cuales se basa la Osteopatía:

La ley de la arteria

El hombre tiene su propio sistema de defensa contra los microbios y genera una autorregulación de sus funciones, pero sólo si sus células reciben todo lo que necesitan para funcionar, generarse y eliminar las toxinas. Eso significa que todos los líquidos del organismo que transportan los nutrientes y residuos, deben de circular libremente. El papel de la arteria es supremo.

La estructura gobierna la función

No sólo es importante la integridad del sistema de regulación neurológico y hormonal, sino también el del esqueleto a fin de conservar la libertad de movimiento de todos los tejidos. Es el movimiento el que permite a los líquidos que bañan los tejidos y las células el ser renovados.

La unidad del cuerpo

El osteópata propone reequilibrar el esqueleto, los músculos, los ligamentos a fin que todos los líquidos circulen correctamente; atribuirá una importancia muy particular a la columna vertebral, el pilar de la armadura, que contiene el sistema nervioso autónomo.

Todas las partes del cuerpo son interdependientes lo que confiere al hombre su especificidad y su inocuidad. Still habla de estructura pensando en la armadura humana y habla de función pensando en los distintos órganos que aseguran las funciones vitales. De ahí el origen de la palabra Osteopatía que procede del griego osteon (hueso - estructura) y pathos (influencia que viene del interior): la Osteopatía es el tratamiento de las afecciones procedentes de los trastornos en la estructura corpórea.

Tratamientos

La Osteopatía tiene por principales indicaciones las afectaciones dolorosas de la columna vertebral y de las articulaciones.

Se revela también muy eficaz en la mayoría de los casos de migrañas, vértigos, otitis, trastornos circulatorios, digestivos, endocrinos, traumáticos, ginecológicos, pediátricos, etc. Sustancialmente, existen tres tratamientos en Osteopatía:Estructural, que se dirige especialmente a los trastornos de las estructuras óseas, musculares y articulares.

Visceral, que se interesa por los órganos como el hígado, el riñón, el estomago...Craneal, que insiste en la noción de movilidad de los huesos del cráneo y se dirige al desarrollo del recién nacido, del niño, así como a los trastornos funcionales del adulto.

La Osteopatía en el Mundo

La Osteopatía está referenciada como medicina por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Sociedad Internacional de Osteopatía con sede en Ginebra, Suiza, impone normas de enseñanza elaboradas a nivel europeo por catedráticos en ciencias, medicina y Osteopatía procedentes de distintas universidades de Europa y EEUU.

En los EEUU, en Canadá, en Australia, en Nueva Zelanda y en Inglaterra, la Osteopatía está reconocida y puede ser practicada de manera libre.

En otros países, no está beneficiada de un estatuto legal pero puede ser practicada sin coacciones. En Europa, el camino de la Osteopatía se abrió en 1999 cuando Bélgica empezó el proceso de su legalización.

Desde principios de 2002, Francia también ha legalizado la profesión y sus estudios en un marco muy estricto; la carrera está validada por un título nacional tras 6 años de estudios y prácticas clínicas, con un mínimo de 5000 horas – o 500 créditos.

La Osteopatía está todavía en vía de reglamentación en España, a pesar de la votación por el Parlamento Europeo, el 29 de mayo de 1997, de una resolución (Lannoye y Collins) que pide a los países de la Unión Europea comprometerse en un proceso de reconocimiento de las medicinas no convencionales entre las cuales se encuentra la Osteopatía. Por eso expertos independientes han trabajado, desde enero de 2000, a la evaluación de la calidad de las terapias no convencionales, incluyendo la Osteopatía, dentro del 5º programa-cuadro de la Comisión parlamentaria del Medio ambiente, de Salud pública y de Protección de los consumidores. El resultado de estas evaluaciones es todavía desconocido... 2010, fecha clave: El objetivo fijado en la Declaración de Bolonia de diseñar un Espacio Europeo de Educación Superior exige una previa homogeneización de todos los estudios y títulos académicos en la Unión Europea. A principios de 2010 los 29 países que suscribieron la Declaración de Bolonia en 1999 tendrán que haber iniciado las modificaciones necesarias en sus respectivas titulaciones universitarias para adaptarse a la normativa europea y lograr la homogeneización de los estudios.