La Osteopatía es el acercamiento diagnóstico y terapéutico manual a las disfunciones de movilidad articular y tisular en general, en lo que concierne a su participación en la aparición de enfermedades.

 

Es decir, es un método de diagnóstico y tratamiento manual holístico, que se encarga de las alteraciones en la movilidad de las diversas estructuras existentes en el cuerpo, que son responsables de la aparición de enfermedades o sintomatología, y/o de su mantenimiento, para posteriormente tratarlas con las técnicas propias de la Osteopatía con el fin de recuperar el equilibrio corporal, homeostasis.

 

Diagnostico y tratamiento

 

En Osteopatía, todo tratamiento se basa en un profundo diagnóstico.

 

El tratamiento osteopático comienza por un exhaustivo diagnóstico basado en el interrogatorio, la observación y por último la exploración del paciente, con el objetivo de localizar todas las disfunciones corporales, y estudiar cuales son las responsables primarias de las problemas del paciente.

 

Una vez acabado el diagnóstico, el Osteópatata reconoce las estructuras responsables de los síntomas del paciente, y emplea entonces las técnicas osteopáticas más adecuadas para cada tejido, según sus características y estado actual, que puede variar segun el proceso patológico en que se encuentre.

 

Una vez terminado el tratamiento se debe dejar actuar al propio organismo, dejando pasar el tiempo necesario, el cual debe valorar el Osteópata, para posteriormente volver a testar el estado global del paciente.

 

Formación del Osteopata

 

Actualmente en España, el Osteópata es quel profesional que previamente Diplomado en Fisioterapia decide seguir con su formación en el campo de la medicina osteopática.

 

La formación oficial de un Osteópata puede cursarse únicamente en determinadas escuelas acreditadas para ello en España, en las que es requisito indispensable ser Diplomado en Fisioterapia o Licenciado en Medicina.

 

Esta formación se desarrolla a lo largo de varios años, dependiendo de la escuela y su calendario académico su duración puede variar,  no siendo inferior a los 4 años.

 

Por lo tanto el Osteópata es un terapeuta ampliamente formado, ya que primero debe cursar la Diplomatura y posteriormente, proseguir con sus estudios de Medicina Osteopática a lo largo de varios años.